Capítulo 12 - La Graduación

 

Estamos de vuelta en el puto Heathman. Si, otra vez. El jefe está  trabajando en su laptop, ladrando órdenes en su BlackBerry cada tanto y yo aquí tejiéndome los dedos preguntándome si es posible dispararme a mí mismo para salir del aburrimiento.

Durante la guerra, hay algunos soldados que se loquean: algunos se disparan a su propio pie o mano solamente para poder salir del frente de guerra. Pero sospecho que, si llegara a dispararme en un dedo o dos, Grey me diría que tenga cuidado donde derramo la sangre y que cojee más rápido.

Y todo gracias a cierta Señorita Steele. Es como si el jefe no soportara estar en una ciudad diferente. Está ansioso y agitado de una forma que nunca antes había visto, y me está poniendo nervioso.

Me paso la mayor parte del tiempo en el gimnasio del Heathman y voy leyendo los reportes diarios de seguridad de Welch. Nada nuevo ni interesante.

Que mierda, no debería pensar de esa manera; en este trabajo, lo aburrido es bueno.

La única luz que ilumina mi día es hablar con Gail.

 

-Hola nena, me extrañas?

-Claro Jason, siempre te extraño. Como va tu dia?

-Aburrido y el tuyo?

-oh, bueno, bien. (Su voz suena extraña, como si estuviera distraída)

-Qué pasa?

-Nada, todo bien.

-No pareces bien, suenas… rara.

-ah, gracias, Jason, menos mal que me lo dices.

-Vamos, Gail, no lo dije de mala manera. Pero te siento rara, y sé que algo anda mal, porque no me lo quieres decir?

No me responde directamente.

-El señor Grey ha visto a la Srta. Steele?

-Hoy no. por que?

-Solo me lo preguntaba.

-Que te preguntabas?

-Jason, en verdad preferiría decirlo frente a frente. Pero no es nada de lo que preocuparse, lo prometo.

-Ahora estoy realmente preocupado, Gail, por favor dímelo antes de que me vuelva loco.

Duda - Es que esta chica parece… diferente a las demás. Es mucho más joven, no es así?

-Si, es una estudiante universitaria. De que se trata todo esto Gail?

-Nada. Estoy un poco tonta. Dime, que hiciste hoy

Reconozco ese tono. quiere decir que lo que sea que tiene en mente, tendrá que esperar. Y de pronto el teléfono suena de forma irritante.

-Espérame Gail, que tengo una llamada entrante.

 

La pongo en espera y contesto la otra llamada, es el jefe.

 

-Taylor voy a salir.

-Quiere que lo lleve, señor?

-no.

-Me puede decir a donde va, Sr. Grey?

El hace una pausa y responde de mala gana.

-Voy al departamento de la Srta. Steele, estaré afuera un par de horas solamente.

-Muy bien Señor.

La línea muere. Retomo la llamada de Gail.

-Todo bien Jason?

-Si, era el jefe, ha salido a ver a la Srta. Steele.

-Ah si?

-Sip, dijo que estaría fuera un par de horas.

-Qué raro no? es diferente… para ser él, digo.

-Gail, querida: raro es mi palabra favorita desde que comencé a trabajar con él.

Ríe ligeramente. - Tienes razón. Me llamas mañana?

-Claro querida, te extraño

-Y yo a ti Jason.

-Lo suficiente como para ser mi esposa?

-Buenas noches Jason.

 

Bueno… vale la pena seguir intentando.

Y en estos momentos estoy tan irritado con Grey. El sí que puede ir a ver a su linda universitaria, y yo aquí encerrado en este puto hotel, a doscientas millas de distancia de la mujer de mis sueños.

Algunos bastardos tienen toda la puta suerte del mundo.

Al parecer tendré que pasar más tiempo en el gimnasio, o me iré a la cama con una erección. Hablar con Gail tiene ese efecto en mí.

Así que me quedo estoy alzando pesas y corriendo en la cinta junto a tres ejecutivos gordos, y sudorosos, y mientras eso voy echándole un ojo encima a Grey vía GPS.

El R8 tiene un rastreador, así que se dónde se encuentra en cualquier momento, y ahora mismo está estacionado afuera de un dúplex como a unas 5 millas de distancia. Espero que el jefe no se anime a hacer una de sus maratones de cogidas, porque no me apetece quedarme en esta maldita máquina toda la noche esperando a que llegue.

Quizá recuerde que la Señorita Steele tiene que ir a trabajar en la mañana y no sería justo que llegue a trabajar caminando raro como si se hubiera bajado del caballo recientemente.

Antes de las 10pm veo desde el GPS en mi teléfono que su auto está en camino de regreso al hotel. Me seco agradecido, y me encamino al último piso, donde lo veo llegar con una enorme sonrisa en la cara y mucho más relajado

El muy bastardo.

El martes es igualmente aburrido y largo. Parece que el jefe no tiene planes de ver a su chica hoy, así que salimos a correr. Es un buen cambio salir a correr en las calles de Portland.

En Seattle hemos quemado todas las rutas posibles en todos los rincones de la ciudad. Al menos esto es ya bueno. Y al menos el clima es fresco. Tuve un trabajo en Florida donde un tipo al que yo resguardaba, corría a diario en un clima con 98% de humedad. Bueno para él, pero yo, teniendo mi arma pegada a la espalda y tea que ponerme una chaqueta para cubrirla. Mierda, por poco y me derrito; era como el verano de Afghan utilizando armadura completa. En pocas palabras una total y completa mierda.

El miércoles estoy tan aburrido que estoy pensando en dispararle a Grey yo mismo. Pero luego tranquilamente me informa que él y la Srta. Steele irán a cenar al restaurante del Heathman, y que ha rentado un salón privado. Así que tengo la noche libre.

Si, si, maldito. Andaré por las calles de Portland.

Justo antes de las 7pm, estoy sentado tranquilo en una de las sillas bajas en el vestíbulo.

No estoy escondiéndome detrás de las plantas precisamente, pero tengo que ver llegar a la Srta. Steel. Y cuando llega tengo que decir que se ve de puta madre! Está usando un vestido ajustado pero de muy buen gusto y zapatos de taco alto. Y el jefe está mirando a la Srta. Steele como si fuera un oasis en el desierto.

Pero si vieras la mierda que maneja! Un escarabajo antiquísimo, más viejo que  más que ella misma. Caramba, yo tuve un auto así cuando tenía su edad; es pesado en el freno y la dirección. Al jefe no le va a gustar. Estoy casi seguro que le dará un Audi A3 como a las otras. No representa ningún problema, mi nombre está entre los primeros con el equipo de venta de Audi. Hay, quizás tienen uno o dos autos en stock para el jefe.

Así que me siento mientras leo el periódico, me tomo una cerveza y ordenó un club sándwich y cuando estoy a punto de presionar el acelerador (si te son familiares los términos de la milicia, sabes q esto quiere decir q es hora de ir a dormir cuando estamos en un tour particularmente aburrido), cuando el jefe y la Srta. Steele van de salida.

Ella se ve sonrojada e infeliz, y él parece… distraído.

Supongo que sus planes no salieron como él pensaba. Apuesto a que eso no ocurre muy seguido.

Si, mi puto corazón está roto. Parece que la Señorita Steele tiene las cualidades de su apellido. Interesante… Pero el me sorprende y a ella también cuando se saca la chaqueta y la envuelve sobre los hombros de ella. Es un gesto íntimo y comienzo a sentirme como un mirón.

Ella le da el ticket al valet quien regresa con el auto.

La cara de Grey es un momento Kodak...

El jefe despide al valet, abre la puerta del auto y la ayuda a subir. Ella le susurra algo y él mueve la cabeza. Después la observa mientras se aleja manejando en medio de una nube de humo negro que sale del tubo de escape de la pobre chatarra, así como un ruido tremendo que hace que las conversaciones en el vestíbulo callen. Y Grey queda ahí, parado y mirando. Su rostro tiene una expresión ilegible, pero así como lo conozco, sé que está molesto por algo. Probablemente es porque pasara la noche solo. Y yo se lo mal que eso se siente.

Grey me ve en el vestíbulo y viene hacia mí, pasando sus manos por su cabello.

 -Taylor, la Srta. Steele necesita un auto nuevo. Un A3 en rojo para mañana. (te lo dije!)

-Si Señor. Algo más?

-Si, tendré la ceremonia de graduación mañana en la mañana en WSU de 11 a , voy a necesitar que me lleves. lo usual.

                                                             -Si Señor.

 

Y se va, como que… no se… parece triste.

Tomo el elevador hacia mi habitación y aunque es tarde, necesito escuchar la voz de Gail.

 

-Hola bebe

-Jason!, estas bien? Es tarde

-Perdona bebe, estabas durmiendo?

-No, estaba preparándome para meterme a la cama.

-Oh? que llevas puesto?

-Jason!

-Que? no puedo estar curioso?

-Bueno… hmmm… llevo puesta aquella prenda negra que me regalaste de Victoria Secret…

Ohh gruño interiormente. -... y estoy llevo puesta mi blusa blanca, con una falda entallada de color azul marino.

-Sácate la falda.

-Jason!

-Hazlo por mi nena.

Oigo su sonrisa a través de su voz. -OK Jason. Estos bajando el cierre de mi falda. La deslizo de mis caderas, la dejo caer. Está en el piso. Ahora la he recogido, la doblo y la coloco en la silla, así como tú deberías dejar tus cosas!

-Oh nena, no arruines el momento. (Escucho sus risitas) Desabrocha los botones de tu blusa: uno a la vez.

-OK. Aquí va uno... el segundo… el tercero… se ve mi brasier;  ahora estoy soltándome los puños de la camisa… ahora deslizo la blusa de mis hombros. Ahora estoy solo en mi brasier e interiores.

 

Mierda! Si!

De pronto se siente un golpe -Oh lo siento Jason, se me cayó el teléfono. Allison está en la otra línea; tengo que irme.

-que?

NO!

-Chau, Jason!

 

Allison de mierdaaaaaaaaaa! Sabía que había una razón por la cual la odio.

Y ahora tengo una erección masiva y dura como una piedra. Respiro profundo, vuelvo al gimnasio. Mejor bajo por las escaleras, ahora que lo pienso, para cuando llegue al sótano, debería haber vuelto a la normalidad. Por favor!

El jueves en la mañana estoy listo y preparado para llevar al jefe. Sé que odia hacer estas apariciones públicas de mierda, pero parece más ansioso que nunca.

Sospecho que tiene que ver con una tal Srta. Steele.

Welch me avisa que es posible que haya una protesta estudiantil, por la intervención de Grey con el departamento de agricultura. Ya estamos acostumbrados a esa mierda, pero Welch me ha conectado con la gente de seguridad del campus, aunque no espero encontrar nada que no pueda manejar yo solo.

A medida que vamos llegando, me confirman que hay una pequeña protesta, unos 50 estudiantes a la espera en la entrada de los VIP. Y el SUV es un auto bonito, no lo quiero cubierto en pintura.

 -Sr. Hay una demostración estudiantil que seguramente querrá evitar, lo de siempre, lo llevaré por la puerta trasera.

 

Asiente sin decir nada. Caramba, está realmente distraído. Normalmente insulta de arriba hacia abajo cuando los estudiantes demuestran rechazo sobre su participación con los proyectos de desarrollo en la agricultura.

Coordino con los oficiales de seguridad del campus quienes me dirigen hacia una entrada diferente y alrededor del hall donde se realizará la ceremonia de graduación.

El Rector nos espera, él está agitado y avergonzado, está preocupado de que su principal benefactor se retirara de regreso a Seattle, pero Grey lo saluda, muy forma, parece hasta que ni cuenta se dio de la protesta de los tarados de allá afuera.

Identifico a la deliciosa reina del hielo, la Srta. Kate Kavanagh, quien está mirando al jefe de mala manera. Vaya, una mujer que no cae ante los encantos del jefe: ya van 2, mi Gail es la primera. Oh y Ros, pero no cuenta ya que ella patea para su mismo equipo.

La amiga de la Srta. Steele realiza un discurso impresionante. Así que no es solo una cara bonita, quizá por eso es que no gusta del jefe: se da cuenta de que hay algo raro en él.

Me pregunto si la Señorita Steele le ha contado algo acerca de sus… pasatiempos, así haya firmado un NDA. Frunzo el ceño de solo pensarlo, él no necesita ese tipo de escándalo, si decide hacerlo público.

Realmente, no me la imagino haciendo eso, pero sigue siendo una de mis preocupaciones principales desde que comencé a trabajar para Grey. Y ojalá me equivoque, pero, es solo cuestión de tiempo, no?

Es hora del discurso del jefe. Se levanta hacia el podio… lo he visto muchas veces dando discursos, muchas veces similares, lo que escucho y siempre consigue tocarme. Intuyo algo de lo que le paso en su niñez: he visto las cicatrices y ocasionalmente lo sigo escuchando gritar en las noches. Es un ruido aterrador.

Los estudiantes responden a su cuidadosamente articulado discurso, así como debería ser, con un entusiasta aplauso y probablemente interiores mojados de parte de la parte femenina de la audiencia, y posiblemente algo de la masculina también.

Lanza una última mirada en dirección a la Srta. Steele y se sienta. Reconozco esa mirada… Caramba, Por favor, consíganse un cuarto!

Cuando acaba la ceremonia y bajan todos del escenario, Grey se dirige a hablar con la Srta. Kavanagh. Ella parece enojada por algo, pero él insiste. Ella no tiene más que marchar y rápidamente retorna junto a la Srta. Steele. El jefe se ve realmente enojado por algo y sorprende al Rector y 3 vicerrectores cuando vuela junto a la Srta. Steele y la lleva dentro del vestidos de hombres.

Oigan, ya sé que dije que se consiguiera un cuarto, pero era una metáfora!

De hecho que no se la va a tirar en el piso del vestidor masculino, no? Está actuando de manera tan extraña… que la verdad que no lo descartaría, nunca le ha importado mucho lo que la gente piense de él, pero igual…

No soy el único aliviado cuando reaparecen después de un par de minutos.

La Señorita Steele se retira rápidamente, sonrojada; probablemente soy el único que se sabe que el jefe no está en su estado calmo y sereno habitual

Finalmente logra escaparse de los estirados de la universidad.

 

-Voy por algo de tomar Taylor. Será una media hora.

-Si, Señor.

 Lo sigo a una distancia discreta y me quedo cerca de la entrada del todo donde están las bebidas y aperitivos.

Todos parecen tranquilos, pero no me gustan los lugares con tanta gente, las cosas se pueden salir de las manos muy rápidamente.

Observo con interés que la Srta. Kavanagh lleva al jefe hacia donde se encuentra la Srta. Steele. Ella está parada y conversando junto a un hombre de mediana edad a quien reconozco por la foto como su padrastro. También está un hombre rubio, alto con los brazos alrededor de la Srta. Steele. Esto se pone interesante.

Reconozco la expresión del jefe; realmente quiere sacarle la mierda al rubio. Pero en cambio, le da la mano al Sr Steele y reclama su puesto junto a la Srta. Steele… Muy sutil, jefe.

El rubio se aleja con la Srta. Kavanagh y es ahí cuando me doy cuenta del parecido físico entre ellos dos. Para mi sorpresa Grey y el Sr Steele parecen estar llevándose muy bien. Si mal no recuerdo, y mi memoria es exacta como la mierda, Steele es un ex-militar. Ciertamente no se siente intimidado por el jefe. Me hace reír porque el jefe está usando todos sus trucos para encantar al Sr. Steele. El segundo de la familia, por lo visto.

Quien diría: el jefe conociendo al padre de una chica.

Que capítulo de la serie Los Waltons es este?, por favor!

De pronto se acerca un fotógrafo y les toma una foto al jefe y la Srta. Steele..

Eso será comidilla para la prensa y el público mañana, no le va a gustar a jefe, para nada… o si? Entonces Papá Steele se retira y la Srta. Steele le dice algo al jefe, quien se ve como si hubiera visualizado el paraíso. Cierra sus ojos y cuando los abre me sorprende que el toldo no se haya prendido en llamas. Son solo él y su chica, solo ellos dos juntos y todo el mundo desapareció. Tengo que mirar a otro sitio. Se merecen un poco de privacidad.

El padre ha regresado y el jefe parece que no tiene idea de quien está a su alrededor. Toma a la chica y la besa cariñosamente. Nunca antes lo he visto así.

Y de pronto me doy cuenta: Está enamorado!

Que me cojan suavecito y de costado...!

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Únete para Participar:)

Entrar

Comentarios

  • Administradora
    Ya se tardaron mucho :/
  • Enfermera
    Por favor el capítulo q sigue se esta tardando mucho plissss gracias!!!
  • Enfermera
    Woooo súper como todos los capitulos mas esperando con ansias el q sigue gracias chicas!!! Y yo a esperar la hora para ir aver la película ya tengo mis boletos para el cine siiiiiiii q emoción @) :)
  • Contadora

    Uau.....que guai....

  • Administradora
    Tremendo, que nos den suavecito y de costado. Muy bueno. Chicas solo algo, la letra la noto un poco clara, yo leo desde el celular, la proxima un pelin mas oscura. Un abrazo estan haciendo un trabajo formidable
This reply was deleted.