El fin de semana coincide con el fin de mes financiero. Grey ha cambiado su rutina esta mañana: de salir a correr por una sesión con su entrenador personal. 

He oído de Claude Bastille: es muy selectivo al elegir sus clientes No está interesado en ejecutivos delicados que comen y beben demasiado y que creen que pueden evitar un derrame cerebral con acelerar su pulso una vez a la semana. Ã‰l y Grey son una buena combinación: centrados al punto del fanatismo; duros. Observo por un momento mientras intentan patear el trasero el uno al otro  y después voy rumbo a la sala de CCTV que se ha convertido en mi oficina. Tengo algunas cosas que leer respecto al personal de Grey.

Hay 3,209 empleados solamente en Grey House, todos tienen potencial acceso cercano a él. Welch ya ha hecho una investigación de antecedentes a cada uno, pero me gustaría revisarlos, la vida de mi cliente puede depender de ello.

Me sorprende ver un sobre en mi escritorio con mi nombre en él, escrito a mano por Grey. Me hace fruncir el ceño. Porque no me ha dicho nada? si me estuviera despidiendo, entonces debería tener las pelotas de decírmelo en persona, no?


Pero cuando lo abro hay 2 cosas que coinciden: un grueso montón de papeles que resulta ser mi contrato de trabajo permanente, y un cheque con una suma de dinero ridículamente grande.Es muchísimo más de lo que había acordado con Welch. No entiendo lo que está pasando. Me está pagando por varios meses en adelanto? es un error? no lo parece: Grey no comete errores. Decido que puede ser una prueba: quiere saber si soy lo suficientemente honesto para hacerle notar el error. Estoy un poco decepcionado que intente una táctica tan obvia. Normalmente los clientes prueban dejando por ahí sus putos relojes Rolex.

Puedo ver por la cámara de CCTV que el entrenamiento con Bastille ha terminado y que pronto estará llegando al vestíbulo. Decido esperar hasta que Gail le haya dado el desayuno para preguntarle de que mierda se trata esta historia. Me he dado cuenta de que sus humos mejoran un poco cuando no está con hambre.

Pensar en Gail me irrita. Aun no le he preguntado si está casada o no. Por lo poco que hemos hablado sé que tiene una hermana en Portland, pero no ha mencionado a su esposo. Se me ocurre que simplemente podría mirar su expediente de entre los del personal de Grey, pero sería una invasión de su privacidad. Que mierda! Soy la seguridad personal de Grey!, se supone que debo saber estas cosas! Pero igual, sencillamente no puedo hacerlo. Me estoy volviendo un blando de mierda!

Cuando Grey se dirige a su oficina, espero un momento y toco la puerta.

-Qué?! (Reniega - vaya q ha mejorado su humor después de desayunar)

Le muestro el cheque -Quería preguntarle respecto a esto, Señor.

-Y? que con eso?

-Es más de lo que acordamos.

 (Frunce el ceño). - Para la escuela de tu hija.

Regresa a sus asuntos frente a su computadora, como si lo que ha dicho fuera suficientemente obvio.

-Podría explicarlo, Señor?

 Pasa la mano por su cabello irritado. Un gesto con el que me estoy habituando en la última semana.

 -Para pagar por la educación pre-escolar de tu hija, Taylor.

 Me da una hoja de papel. 

-Aquí tienes una lista de las tres mejores escuelas en el distrito donde vive tu ex esposa. Elije el que creas conveniente. 

Y yo me quedo mudo.

 -Pero… no… aún no he firmado el contrato permenente, señor.

-Lo harás?

-Sí señor. (Y una expresión que aún no puedo identificar pasa por su cara)

-Gracias, Taylor

Vuelve una vez más la vista a la pantalla de su computador. Ha terminado la conversación.

-Gracias por la tutoría de mi hija, señor.

 -Bien. (Dice sin mirarme y continua estudiando las columnas llenas de diminutos dígitos)

Estoy… sorprendido. No solo por el dinero sino, lo cual aprecio muchísimo, pero es por el hecho ha buscado e impreso las escuelas más convenientes.

Estoy por firmar el contrato permanente cuando recuerdo lo que me dijo Gail acerca de su invitada de fin de semana de Grey. Creo que esperare a firmar hasta después de haber conocido a la tal Srta. Saunders. Soy un hombre precavido.

-Jason?

La suave voz de Gail interrumpe mis pensamientos. No está usando su uniforme habiual de falda oscura y blusa blanca. Ella está usando jeans azules y una camiseta de manga larga, y se ve muuuy bien. La forma en que los jeans agarran sus caderas y…

 -Ya me retiro Jason (continua) he dejado algo de cortes fríos en la nevera y una lista de comidas congeladas junto al microondas si quieres algo caliente. Y también hay una lista de lugares que hacen delivery por si el uso del microondas es demasiado complicado para ti (su sonrisa juguetona me quita la molestia de sus palabras)( (foto) Volveré el domingo en la noche. Tienes mi número de celular?

-Sí, claro, Gail. Y que hay de la comida del Sr. Grey?

-Creo que veras que la Srta. Saunders se encarga de todo lo que el Sr. Grey vaya a necesitar (dice con un tono amable) creo que se espera a que ella llegue a las 8pm en punto.

 Estoy impresionado que no hay ningún tono de condescendencia en sus palabras. Lo que sea que ella crea que pase en su cuarto de juegos, no le afecta en la forma en que realiza su trabajo o la forma en la que se refiere a su empleador. Muy profesional, Gail.

 -Bueno, nos vemos el domingo.

Me saluda y se va y la idea de quedarme solo en el Penthouse, intentando evadir a mi empleador y su invitada no es un prospecto muy atractivo. Pero, no se me paga para divertirme. Así que saco el expediente de la Srta. Saunders. La primera hoja no me dice nada importante, excepto que noto que ella es más de 10 años mayor que Grey. Esto me fastidia: le gustan las mujeres mayores? Si intenta algo con Gail, voy a crucificar al puto bastardo.

La segunda página contiene cosas básicas: educación (2 títulos?) detalles de cuentas bancarias, registro de empleos (restauradora en un museo?), pero cuando leo el resto del archivo mi mandíbula se cae hasta el piso. Es un acuerdo formal que indica una lista de actividades sexuales que no puedo ni pronunciar. Cristo! hay gente que realmente disfruta de todo esto? o he estado viendo las películas porno incorrectas o necesito salir más.  Por las lágrimas de Jesús! Pero a su vez, veo que es un acuerdo formal entre dos personas adultas cuerdas y con capacidad de consentir: aunque ahora que lo pienso, estoy reconsiderando la definición de “persona cuerda”. O sea, a quien le gusta que le peguen?

Pero, así también, habían tipos en la Marina que conocía, quienes disfrutaban de empujar los límites de lo que sus cuerpos podían soportar físicamente, pero la completa relación del Dominante/sumisa no es algo de lo que haya escuchado antes. De hecho nunca he conocido ninguna mujer que aceptara hacer exactamente lo que yo les dijera q hagan, cuando yo quiera. Aunque he estado casado por 6 años con la puta esa, un poco desearía… de hecho, no, ni así.

No, solo debo pensar en ello como un contrato de negocio. Y para alguien como Grey creo que tiene más sentido que simplemente parar a una puta de la calle. Particularmente con sus gustos. Igual es bastante que asimilar. Ahora estoy realmente intrigado de conocer a la Srta. Wendy Alison Saunders.

Mi teléfono suena, interrumpiendo mis pensamientos.

 -Taylor quiero salir en 5 minutos.

-Señor.

 Y la línea muere, muevo mi trasero y lo llevo hacia el garaje.

Una vez que llegamos a Grey House, su PA, la encantadora Andrea me da la agenda para la próxima semana.

Caramba, podría esto ser más aburrido? Recaudación de fondos, cenas de negocios, una noche de gala en la opera. Bueno puede que le parezca una noche divertida ya que disfruta de la música clásica y toda esa mierda, pero, vamos! el hombre tiene 23! y el Sábado por la noche tiene otra Recaudación de fondos en la casa de sus padres en Bellevue.

Me quejo interiormente: tendré que tomarme una semana para prepararme para otro encuentro con la Srta. Grey. Armadura de cuerpo completo, quizá? Parecía que ella me podía derrumbar en cualquier momento. Cristo, todos los Grey son tan intensos?

Estoy sentado en mi escritorio y comienzo a leer más expedientes del personal. Luego verifico las escuelas que Grey me recomendó. En verdad parecen fantásticas. No tengo idea de como elegir entre ellas -en la que los chicos parecen más felices, imagino. Me pregunto cuándo tendré la oportunidad de ir a verlas: si el dinero está saliendo de mi bolsillo, de hecho que no se lo daré a elegir a la puta.

A las seis, estoy esperando en el garaje a Grey. Parece más enojado que de costumbre. Me pregunto a quién le ha arrancado la cabeza de un mordisco el día de hoy. Realmente espero que todo el sexo que tendrá le quite el borde de ese temperamento que maneja, de otra forma el hombre va a explotar.

La única persona en la oficina que se le para en frente es su número dos, Ros Bailey. Están juntos desde el comienzo, por lo que veo, y el confía en ella tanto como en nadie más. Ella es bastante buena calmando a Grey. Aunque Andrea debe ser más dura de lo que aparenta para estar durando 9 meses como su asistente; o quizá es que ella es simplemente muy buena en su trabajo.

Su teléfono suena por tercera vez en el corto recorrido de regreso a Escala. Siento pena por quien sea que esté llamando.

 -Mia. Que quieres?

Oh la hermana. Debíamos haberla enviado contra Saddam Hussein: pudo haber tenido un mejor resultado en un menor tipo.

-No, no puedes… porque estoy ocupado… Oh, que mierda, Mia! bueno, mañana a las 2… que? No, una mierda que puedes...No!

Apaga el teléfono pero debajo de toda esa irritación que tiene puedo ver que le tiene mucho afecto a su hermana. De repente le recuerda a el mismo. Caramba, pobre chica.

Me pregunto si me dirá algo acerca de su “invitada”. Quizá asume que Gail ya me lo ha contado todo. Pero mientras salimos del auto en el garaje, dice,

 -La Srta. Saunders estará aquí a las 8pm, Taylor. No te necesitare otra vez esta noche., pero iré a correr a las 6 am como siempre.

-Sí, señor. (Así que va a coger toda la noche e ira a correr antes del amanecer? Cristo, este hombre es una puta maquina).

Son las 7:55pm y las cámaras de CCTV muestran un Audi A3 azul estacionándose en una de las plazas de Grey en el garaje.

La Srta. Saunders es puntual. No puedo ver claramente su cara en la cámara pero noto que tiene una larga cabellera marrón. Creí que a Grey solo le gustaban las rubias?

Me pongo de pie y salgo a recibirla en el vestíbulo.

Ella sale del ascensor y se detiene cuando me ve.

-Buenas noches Señora.

-Oh Hola! quién eres?

-Taylor, señora. El señor Grey la espera.

-Lo sé (dice sonriendo. Me guiña un ojo y entra)

No lo entiendo. Ella parece tan agradable y normal.

Sintiéndome vagamente reafirmado, regreso a mi lugar y como el delicioso sándwich de ensalada de pavo que Gail me ha dejado. Intento ver el partido de los Seahawks pero no puedo concentrarme. Se lo que estoy buscando oír… Bueno, no sé, gritos, quizá… Sé que el cuarto de juegos de Grey es a prueba de sonidos, pero no puedo evitarlo. Es la misma sensación de cuando un operativo estaba a punto de llevarse a cabo: esperaba por la señal de entrada. Relájate Taylor -son adultos, es una relación consentida. No es tu puto problema.

Me desplayo en el sillón, un rato más y veo si un par de cervezas me ayudaran a relajarme. Extraño la simple compañía de Gail. Su, y todavía no sabes si está casada, y menos si está interesada en ti, tarado.

Sintiéndome como un pedazo de mierda, decido leer su expediente. Me digo a mi mismo que solo estoy haciendo mi trabajo, pero ni yo mismo me lo creo. Además es algo que hacer mientras mi cerebro se desconecta.

Vuelvo a sentarme en mi escritorio en el cuarto de CCTV y recibo un email de la perra. Quiere dinero como era de esperarse. Esta vez para ir y llevarse a Sophie a visitar a su madre por las fiestas a Santa Bárbara. -le escribo diciéndole que tendrá el dinero a primera hora de la mañana. Todavía no lo tengo, después de todo. Caramba, me ha escrito dándome las gracias. Primera vez.

Son la 1am y mi cabeza ya está un poco confundida con todo y el cansancio. He leído otros 124 expedientes del personal de Grey House y ya no me puedo concentrar más. De repente me doy cuenta que Grey está parado detrás mío. Me levanto rápidamente.

-Señor.

-Por qué sigues trabajando, Taylor?

 Está usando un par de jeans desgastados y una pequeña sombra de sudor en su pecho. Cristo! El tipo ha estado cogiendo por 5 horas? Vaya Estamina! Digo, sé que a los hombres les gusta jactarse de cosas como esta, pero eso es todo, jactarse. Al menos se ve menos enojado.

 -Ya me estaba retirando a mi habitación, señor.

 Me mira y parece que estuviera reprimiendo una sonrisa. El bastardo sabe que he estado esperando a ver si algo le pasaba a la Srta. Saunders. Parece que me leyera la mente.

 -La Srta. Saunders se ha ido a la cama (dice tranquilamente). Estaré trabajando en mi oficina un rato.

-Señor.

 Ã‰l sabe que yo sé lo que ha estado haciendo y le importa una reverenda mierda voladora.

Este es uno de los trabajos más raros que he tenido jamás… y he estado aquí menos de una semana. Moviendo mi cabeza, apago la pantalla del computador, le doy un último vistazo a las cámaras de CCTV y me retiro.

Cuando el alarma de mi celular suena a las 5:30am, estoy tentado tirarlo por la ventana. Sin embargo me arrastro dentro de mi ropa deportiva, zapatillas, me afeito tan rápido que casi me corto el cuello y estoy parado en el vestíbulo a las 5:59am

Grey aparece puntual y aparte de que no se ha afeitado, parece que hubiera dormido 8 horas plácidamente como un bebé en los brazos de su mamita, cuando sé que de hecho su cama no es de sus prioridades.

Me pregunto si correremos un circuito corto esta mañana, pero no, el mismo paso castigador y recorrido de 6 millas. No ha agendado una sesión con su entrenador este fin de semana, pero francamente habiendo cogido por 5 horas hace que hasta las sesiones de Bastille se vean a medias.

Cuando regresamos me sorprendo al ver a la Srta. Saunders en la cocina, pero por la falta de interés de Grey, me doy cuenta que esto es parte de la rutina habitual, si se puede decir que nada de la “rutina” de Grey es “habitual”.

Pasa hacia su habitación sin hablarle y me quedo colgado en el salón principal como si fuera una peste.

Intento escaparme discretamente pero la Srta. Saunders me perfora con su brillante mirada de color marrón.

 -Hola Taylor!

-Buenos días señora. (Digo muy bajito sabiendo que estoy ruborizado - que mierda tan poco profesional es esa?)

Voy silenciosamente al área del personal, me doy una ducha y como un bowl de granola con miel hasta que creo que es discreto cruzar el salón principal hacia mi oficina sin ser visto.

Hay un detalle en ser invisible para tu cliente cuando vives con el: Grey es tan impredecible, es difícil para mí lograrlo.

Estoy a medio camino en el salón principal cuando escucho cerrar fuertemente la puerta del cuarto de juegos. Otra vez?! Mierda, que increíble!! Hay una nota de Grey en mi escritorio, me dice que esté listo para transportar a la 1:30pm.

Tres horas y 47 expedientes después, una alarma y uno de los monitores indica que la puerta de la salida de emergencia ha sido abierta. Subo las escaleras de a dos escalones a la vez con mi arma en la mano, pero cuando llego ahí, no hay nada que ver, la puerta está cerrada firmemente. Sospecho que debe ser algún cable suelto. Tomo nota mentalmente: contactar al ingeniero lo más pronto posible, y guardo mi arma.

Volteo cuando oigo pasos suaves detrás de mí. Grey está llevando en brazos a la Srta. Saunders. Está usando los mismos jean gastados que llevaba anoche. Ella está usando una salida de baño blanca y tiene los brazos alrededor del cuello de Grey. Es un momento íntimo muy extraño y me siento como un mirón. No es para nada lo que me esperaba, no después de haber leído acerca de la naturaleza tan extraña de su relación. Grey me ve de reojo, pero no habla. Simplemente lleva a la Srta. Saunders a su habitación y la recuesta suavemente en la gran cama blanca, retrocede y sale del cuarto y cierra la puerta detrás de él.

-Algún problema, Taylor? (me está frunciendo el ceño)

-El monitor mostró una alarma activada en esta salida, pero está asegurada. Creo que es un cable fallando. Llamare a un ingeniero. 

Asienta y va en dirección al corredor. Y otra vez veo más cicatrices en su espalda.

Pobre bastardo hecho mierda.

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Únete para Participar:)

Entrar

Comentarios

This reply was deleted.