EsFemenino.com

No Incites a la fiera!

Liberado por Christian Grey

Pag.6

ver con ella. Estás a punto de contraer un enorme compromiso
con una chica. —Su tono se dulcifica—. Ha sido una sorpresa
para todos nosotros y me alegro muchísimo por ti, pero estamos
hablando de la sagrada institución del matrimonio, y si no sientes
respeto por esa institución, entonces no deberías casarte.
—Papá…
—Y si te tomas tan la ligera los sagrados votos que vas a
pronunciar dentro de poco, deberías pensar muy seriamente en
firmar un acuerdo prematrimonial.
¿Qué? Levanto las manos para que no siga hablando. Ha ido
demasiado lejos. Por el amor de Dios, soy un hombre adulto.
—No metas a Ana en esto. Ella no es ninguna cazafortunas.
—No lo digo por ella. —Se yergue y se dirige hacia mí—.
Lo digo por ti: para que estés a la altura de tus responsabilidades,
para que seas un ser humano honesto y digno de confianza. ¡Para
que seas un buen marido!
—¡Papá, no me jodas! ¡Tenía quince años! —grito, el uno
frente al otro, furiosos.
¿Por qué ha reaccionado así? Ya sé que siempre he sido una
tremenda decepción para él, pero nunca me lo había dicho a la
cara de una forma tan meridiana.
Cierra los ojos y se pellizca el puente de la nariz, y me doy
cuenta de que, en momentos de estrés, yo hago exactamente lo
mismo. He heredado ese gesto de él, pero en mi caso no puede
decirse que de casta le viene al galgo.
—Tienes razón. Eras un niño vulnerable. Pero de lo que no
te das cuenta es de que lo que hizo Elena estaba mal, y está claro
que sigues sin verlo porque has continuado relacionándote con
ella, no solo como amiga de la familia sino también en el terreno
de los negocios. Los dos nos habéis estado mintiendo todos estos
años. Y eso es lo que más duele. —Baja la voz—. Era amiga
de tu madre. Creíamos que era una buena amiga, pero resulta
que es todo lo contrario. Tienes que cortar todos los vínculos
financieros con ella.
Vete a la mierda, Carrick.
Me dan ganas de decirle que Elena fue una fuerza beneficiosa,